PERSONERÍA JURÍDICA MATRÍCULA 32264
DPPJ Pcia. BUENOS AIRES
N° Registro de Entidad de Bien Público 433

E-Mail: secretaria@arbia.org.ar

Arranca la operación: 'URUGUAY'

http://www.arbia.org.ar/imagenes/sip2.jpg
La Asociación de Diarios y Periódicos del Uruguay (ADPU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) coincidieron en que la Ley de Medios que impulsa el gobierno tiene aspectos que pueden lastimar la libertad de información de los medios de comunicación.
El jueves 25 concurrieron a la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados Enrique Tarigo, Martín Aguirre Regules y Ricardo Peirano en representación de la ADPU y Claudio Paolillo en nombre de la SIP.

Allí, Aguirre dijo que en el gobierno del Frente Amplio existe “una tendencia a que los ámbitos de regulación de los medios pasen a ser parte de organismos administrativos en lugar de ser parte del Poder Judicial, como ha sido hasta ahora”.
A su vez, Peirano se preguntó cuáles son los límites para no afectar la sensibilidad de los menores que miren la televisión.

“Si yo fuera un radiodifusor, ¿podría pasar “Caperucita roja” en el horario de protección al menor? No sé; supuestamente, sí, pero el lobo se come a la abuela y es un acto de violencia que puede afectar al niño. Entonces, ante la duda, no lo pasaría, para que no me pusieran una sanción. En ese horario, ¿los canales de televisión podrían cubrir atentados como los del 11 de setiembre, los problemas que ocurren en Siria o las protestas que acontecen en Egipto? Porque, a veces, la violencia se da en el desarrollo de los acontecimientos y algo que comienza como una manifestación pacífica, acaba en una masacre”, dijo Peirano.


En tanto, Tarigo sostuvo que  cuando se abordan aspectos como la publicidad y las restricciones en materia de horarios en relación con los menores de edad  “el proyecto tiene un tono que se podría calificar como en exceso paternalista, interventor en temas que deberían quedar a criterio y valoración de los individuos y las familias en particular.
“Un cierto exceso y desconfianza en la capacidad individual de valorar correctamente el mensaje que llega a través de los medios de comunicación puede ser el germen de una penetración exagerada de la autoridad estatal en ámbitos de exclusiva pertenencia individual y familiar”, agregó.
Por su lado, Paolillo dijo que en la redacción de la ley “hay cierta confusión en cuanto a la regulación de los contenidos por parte del Estado”.
“En materia de libertad de expresión del pensamiento las confusiones no deberían existir, porque cuando existen, se abre lugar para las decisiones discrecionales, subjetivas, que pueden llevar a la autocensura o a la censura, que son dos plagas para la democracia”, consideró Paolillo.

Volver

27/07/2013 (1633)        compartir en facebook compartir en twitter compartir en G+ compartir en Whatsapp



Recomendados